Jornada de vacunación en Tijuana 

Este sábado 24 de abril se reanudaron en Tijuana las jornadas de vacunación COVID-19 a personas mayores de 60 años, los puntos a pie se instalaron en la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas y la escuela Miguel F. Martínez, en la cual la fila le daba la vuelta al plantel.

Mientras que en los vehículares, UABC campus Otay, registra una espera de tres horas, caso contrario en estadio Chevron donde el paso es fluido.

Las personas que acudieron a la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas informaron a ZETA que comenzaron a hacer la fila desde muy temprano para recibir la vacuna, y alrededor de las 8:00 horas se abrieron las puertas para iniciar con la aplicación de la segunda dosis, de Sinovac y Pfizer; había un total de 11 módulos.

Los cientos de adultos mayores, varios acompañados de sus familiares, hicieron la fila en la acera que da al Paseo de los Héroes hasta que ingresaron a una de las canchas de basquetbol, luego de ser vacunados eran trasladados al interior del auditorio, en donde esperaban un periodo de 20 minutos para ver si no tenían una reacción negativa al biológico.

“No estoy mareada ni nada, estoy bien, en la primera –vacuna- también me sentí bien, me siento feliz, estoy bien, nunca me enfermé, en la primera no me enfermé, espero en Dios que de esta –segunda vacuna-no”, dijo Alma Guzmán.

“Me siento muy feliz, que bueno que ya me pusieron mi segunda dosis, y que se vacunen –las personas que no se quieren vacunar-”, afirmó María del Jesús.

“A mí me pareció muy bien –la organización de la jornada de vacunación- desde que llegue a formar hasta que me vacunaron me tarde una hora”, dijo María Pascual Alvarado.
Luego de pasar el tiempo de observación las personas eran encaminadas a que salieran de las instalaciones por el mismo Paseo de los Héroes, sin embargo, algunas de ellas tuvieron dificultad para bajar la rampa porque iban en andaderas o sillas de ruedas.

Fotos: Gerardo Andrade

Marta Olivos, debió esperar sentada en su andadera con asiento, sobre el Paseo de los Héroes, en medio de los automovilistas que obstruían la rampa porque esperaban que salieran sus seres queridos, ya que era imposible para la mujer subirse a la banqueta que estaba ocupada por las personas que estaban esperando recibir la vacuna.

“Es que me da mucho miedo porque luego pasan muy rápido los carros, no me puedo quejar porque me trataron muy bien, pero aquí cómo le hacemos los que andamos en sillas”, ponderó Martha Olivos antes de que pasaran por ella.
En la escuela Miguel F. Martínez, debido a que solo se instalaron 4 módulos de vacunación la espera llegó a ser de 2 horas y media a 3 horas, las personas de la tercera edad estuvieron expuestas a las altas temperaturas.

“No pues llevo dos horas, ya vio como la fila le da la vuelta a la toda la manzana, pero hasta eso si que quienes vienen en sillas de ruedas los dejan pasar primero, pero de todos modos esta muy lenta la fila”.

Durante el recorrido realizado por ZETA, alrededor del medio día las filas de las personas comenzaron a bajar considerablemente, sin embargo, en la escuela Miguel F. Martínez fue la última en reportar un descenso.

Incluso personal de la Secretaría de Salud comenzó a solicitarles a las personas que acudieran al Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas porque ya no había fila y hubo quienes sí lo hicieron.

El corte de vacunación hasta las 13:30 horas, en la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas se aplicaron 3 mil 400 vacunas; 2 mil 69 en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC); 1, 105 en el estadio de Los Toros y 1, 934 en la escuela Miguel F. Martínez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *